Translate

martes, 6 de enero de 2015

WELCOME 2015

Y ya llegó un nuevo año. El 2015 se ha filtrado por las grietas del desagüe y es imposible de parar. Hace frío y llevo todo el día encerrado en casa, con la estufa encendida, viendo documentales, leyendo y dormitando a ratos en el sofá. Mi comunicación con el mundo es indirecta y pasa siempre por el filtro de algún dispositivo electrónico. Un correo, la vibración del teléfono móvil, las noticias de twitter y ahora, una entrada de blog. Hoy prácticamente, sólo he hablado por dentro. No es la excepción sino la regla. Menos mal que mañana trabajo. Estoy descubriendo que no tengo vida social.

lunes, 29 de diciembre de 2014

EL BELÉN VIVIENTE, UN LUGAR A DONDE REGRESAR


Cada año, donde vivo, montan un Belén. Un belén viviente, con sus cuatro romanos, con su huerto, sus animales de granja, sus panaderas amasando pan con los nietos, sus carpinteros cepillando maderas y su pescador de charca sosteniendo una caña sobre el agua al hilo de la cual han amarrado un salmonete. Y el portal, claro. Con San José y la virgen María, sentados ante un niño Jesús de escayola. Cada año es lo mismo y cada año, cada cosa está en el mismo sitio. La gallina y el pato, en la misma jaula, al lado de la salida y el canario verde de plástico, colgando de una jaulita más pequeña, en una rama. El mayor espacio lo ocupa el fuego, sobre el que humea un caldero grande que no se sabe qué contiene, pero que es la excusa perfecta para que de tanto en tanto, los organizadores, disfrazados de pastores y de judíos de la época, se reunan a cantar villancicos al son de una guitarra. Como todos pertenecen a la "Casa de Andalucía", los villancicos tienen un deje flamenco, con palmas inequívocamente del sur. Luego, a la salida del pequeño circuito, unas pastoras instaladas junto a una gran mesa plegable, te dan un vasito de vino dulce y un polvorón.
Ayer fuimos a ver el belén de este año. Intercambiable con el del año pasado y con el del otro. Y al principio me sonreía por dentro, pensando que no tenía mucho sentido hacer cada año lo mismo, en el mismo sitio, con las mismas cosas y de la misma manera. Con María y José dejando solo el pesebre y yéndose a cantar con los demás en cuanto oyen rasgar las cuerdas de la guitarra (y a veces llevándose al niño Jesús con ellos), pero unos pasos después, alumbrado por las farolas, de regreso a casa, me di cuenta de que tiene todo el sentido. Tiene que ser exactamente así y ese es precisamente su encanto. Ahora que todo cambia de un día para otro, que no sé en qué país viviré dentro de un año ni si se irá acabando la crisis o la enlazaremos con la siguiente, si tendré trabajo que me dé para pagar la hipoteca,ahora sé que hay un lugar inalterable, sólo unos días, es cierto, pero siempre igual en la memoria, a donde regresar tranquilo.

domingo, 30 de noviembre de 2014

SE ACABÓ LA EDAD DEL CRECIMIENTO

He tenido el blog un poco abandonado. O un mucho, más bien. Tanto que antes, cuando escribía aquí más a menudo, no necesitaba gafas "de cerca" y ahora... Ay! Adonde iría yo sin mis gafas en el bolsillo. He pasado en seis meses de ser un avispado lector de letras minúsculas a confundir una mosca con un borrón de tinta. Me hago mayor. Es inevitable y poco a poco voy asumiendo que, por muy bien que me encuentre físicamente, por muy friki que pueda ser, por muchos balones que remate en el parque cuando se les escapa en su juego a los niños, voy teniendo una edad. Aunque lo único que en realidad lo delata (de momento, todo se andará) son las gafas en el bolsillo de la chaqueta. Sigo escribiendo, con gafas, y leyendo. Sigo viendo caer la lluvia desde las ventanas de mi casa, sigo saliendo a correr de vez en cuando y sigo haciéndoles juegos de magia a los niños que en halloween llaman al timbre de mi casa (no se imaginan ellos lo literal que va a ser lo de "truco o trato"). Hacerse mayor no te hace más sabio pero sí más resabiado, más escéptico, más entendedor de las cosas que importan y eso para mí al menos, es un consuelo. Lástima que se me acabe la edad del crecimiento. Me temo que me voy a quedar un poco bajito.

sábado, 9 de agosto de 2014

LA EXTRAÑA RELACIÓN DE LA LETRA i CON LAS COSAS PEQUEÑAS

ME DA POR PENSAR, MIENTRAS VIAJO EN METRO, EN LAS PALABRAS. OBSERVO A LA GENTE Y BUSCO PALABRAS QUE DEFINAN A LAS PERSONAS: EL OFUSCADO, EL ENGREÍDO, EL TÍMIDO, LA LECTORA COMPULSIVA, EL LOCUAZ, LA EXTRAVAGANTE... PENSANDO EN PALABRAS, NO SÉ MUY BIEN CÓMO NI PORQUÉ, COMENCÉ A PENSAR EN LA EXTRAÑA RELACIÓN DE LA LETRA i CON LAS COSAS PEQUEÑAS. EN EL SENTÍDO DE LO mínimo QUE SE ESCONDE EN EL PUNTO QUE CORONA LA LETRA i minúscula. EN LO insignificante QUE PUEDE RESULTAR UN tímido EN UNA CONVENCIÓN DE CHARLATANES. EN LA LLUVIA TAN fina Y TAN PEQUEÑA QUE ES EL siri miri, LA LLUVIA DE mentira, COMO DECÍA MI ABUELA. EN QUE LO pequeñito, LO chiquitín, LO fino, LO ínfimo, LO minúsculo; TIENEN EN COMÚN LA insignificancia Y LA LETRA i QUE REVELADORA, SIEMPRE APARECE POR ALGÚN LADO.
LO ínfimo ES incontable, LO fino ES MENOS QUE LO GRUESO, LO insípido TIENE POCA SAL O SUBSTANCIA, EL piscolabis, ESA comidilla A MEDIAS, LA crisis, COMO LA NADA MÁS ABSOLUTA O PENSÁNDOLO BIEN, LA MÁS ABSOLUTA DE LAS miserias.
SOSPECHO QUE HACE MUCHO TIEMPO, CUANDO EL LENGUAJE ESTABA EN SUS inicios, ERA DE SENTIDO COMÚN USAR LA O PARA LO EXCESIVO Y LA i PARA LO mínimo. UNA GOTA DE LLUVIA PUEDE SER UN GOTERÓN O UNA gotita.
LO chico, LA pizca, EL pelín, LA mijilla, LA micra, LA miga DE PAN, EL piojo, LA hormiga, LA PALABRA sin PARA DENOTAR CARENCIA DE ALGO: sin SUERTE, sin SENTIDO, sin ALCOHOL.
EL "tic TAC" DE UN RELOJ COMO EXPRESIÓN minúscula DEL TIEMPO. LA pista COMO DETALLE insignificante QUE CONDUCE A RESOLVER UN DELITO. EL gili COMO MEDIO ADJETIVO PARA REFERIRSE AL QUE NO LLEGA A ESTÚPIDO PERO SÍ A tontito... EL hilo COMO EXPRESIÓN mínima DE UNA PRENDA. EL pin O INSIGNIA PEQUEÑA Y EL pin pin QUE ES EL PAGAFANTAS iluso QUE NUNCA SE LLEVARÁ A LA CAMA A LA MUJER DE SUS SUEÑOS.
LO íntimo COMO EXPRESIÓN PEQUEÑA DE LO PÚBLICO, "LA pica EN FLANDES" COMO avanzadilla DE UN PROYECTO, EL triángulo COMO LA FIGURA CON MENOS LADOS, LA miniatura COMO ESA OBRA DE ARTE microscópica, EL niño COMO PROYECTO DE UN ADULTO.
ME GUSTA LA LETRA i PORQUE AYUDA A EXPRESAR MUCHAS DE LAS COSAS QUE ME GUSTAN. PREFIERO A UN viejecillo QUE A UN ANCIANO, A UN periquito QUE A UN CÓNDOR, PREFIERO EL jazmín ANTES QUE EL CACTUS, PREFIERO LA intimidad Y LA ilusión A LA SOLEDAD Y A LA DESESPERANZA.
Y MIENTRAS, SIGO OBSERVANDO A LA GENTE.

miércoles, 30 de julio de 2014

ACERCANDO A LA GENTE

Ya hace muchos meses que mis compañeros de Nowpoblenou (www.nowpoblenou.org) y yo estamos trabajando en documentar los cambios del barrio de Pueblo Nuevo de Barcelona a nivel humano y territorial. Uno de los objetivos es acercar a la gente el espíritu único del barrio y cómo a pesar de que urbanísticamente cada vez hay más hoteles y más turismo, el barrio sigue teniendo un espíritu único muy especial. Dicho así puede parecer dificil de entender pero con estos pequeños clips de vídeo seguro que lo que no entienda la cabeza lo entenderá el corazón. Ya sé que tengo el blog bastante abandonado (de momento), pero esto es lo que me tiene entretenido. Un ejemplo del talento de mis compañeros. Aquí el primer vídeo...

Y aquí su complemento:

jueves, 24 de abril de 2014

LA VENGANZA




Después de un largo día de trabajo, Anselmo Ridruejo decidió volver a casa en bicicleta para sentir el aire en la cara. No podía sospechar que por el camino, el virus informático que había neutralizado ese día iba a tomarse la revancha.

domingo, 30 de marzo de 2014

AYER VI LAS PRIMERAS GOLONDRINAS

Ayer vi las primeras golondrinas en el cielo, en el aire, sobre el río. Son las primeras golondrinas de esta primavera, la promesa de los meses venideros. El aire está cargado de polen, aún hace frío y sin embargo las golondrinas ya están aquí. Poco a poco los árboles van cargándose de flores, y las ramas comienzan a retoñar en verdes incipientes. Huele el aire a primevera, a tiempos más alegres que están por venir. Que así sea y que la calidez nos inunde a todos.