"Todo el contenido de este blog (imágenes incluídas) es original salvo enlaces o indicación contraria."

sábado, 11 de junio de 2011

EL ANILLO


Casi todos los días paso junto a este cartel que está en el andén de una estación. Y no sé porqué me produce cierto desasosiego. Los creativos publicitarios que lo idearon buscaron algo diferente y original, supongo, pero me cuesta creer que ayude a que los divorciados vendan en masa sus anillos. Un divorcio es un fracaso. Una etapa no prevista, un proyecto que no funcionó y aunque te salgas de las estadísticas y haya sido un proceso sin hecatombes, con mutuo respeto y un poso final de amistad, no deja de ser una apuesta que perdiste y que tuvo consecuencias.
En mi caso fué una elección; no un abismo repentino. No me he quedado con ganas de levantar el dedo ni tampoco de guardar mi anillo en lo alto de una torre de marfil. Mi expareja tiene mi aprecio y puede acudir a mí si tiene un problema. No hace falta que vaya a vender el anillo si es que aún lo conserva. Yo conservo el mío porque no es mío, es de mi hijo, el mago ;-) y sólo él decidirá si finalmente lo guarda o lo hace desaparecer.

16 comentarios:

  1. Me parece una tontería a mí eso de devolver o deshacerse de los regalos que se hicieron en un momento de cariño. Aunque...también cabe decir que la alianza matrimonial es feísima, yo no creo que me la pusiera ni de estar casada.

    ResponderEliminar
  2. Si de verdad te importan nuestras palabras, ahi van las mias, no temas...
    Yo tuve que huir de mi sueño, de mi vida, y aun asi, conservo el anillo que un día pensé que era la unión de mi sueño con mi vida .

    Petó.

    ResponderEliminar
  3. Las ideas publicitarias, intentan captar la atención y de hecho lo consguie. A primera mirada parece que te están sacando el dedo a ti, hasta que lees el texto.

    Yo vendería los pendientes sin pareja, pero una alianza ... también lo dejaría en manos de un pequeño mago. Je,je.

    Estoy casada y la alianza esta en el estuche con el de mi esposo; solo nos las ponemos cuando las BBC.
    :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Mmm... Yo no me he casado pero si he estado comprometida.

    Pueden que estas campañas de publicidad quieran atraer gente pero creo que hay formas menos dolorosas de hacerlo.

    Si esa misma campaña estuviera en mi país fuera un escándalo, la gente diría que están incentivando al divorcio como algo que se toma a la ligera. (Ya saben que casi todo en latino america es un drama)

    Y estoy de acuerdo que un matrimonio es un fracaso y es doloroso.

    Me parece hermosa la decisión que has tomado con respecto a tu anillo, estoy segura que tu hijo cuando crezca sabrá apreciar este pequeño tesoro que es la prueba del amor de sus padres.

    Yo conservo mi anillo de compromiso, lo devolví pero inmediatamente me lo regresaron y me dijeron

    Ese anillo es tuyo es símbolo de mi amor y fue comprado y diseñado pensando en ti, pensando en nuestro amor.

    Aun me duele, pero yo no seria capaz de venderlo.

    Creo que la alianza matrimonial es una prueba del compromiso que adquiriste ante el resto, yo no se si un día llegue a usar una, pero si así fuera lo haría con placer por que muy a pesar de lo que la gente diga (pasado de moda) yo aun soy chapada a la antigua. Pero respeto mucho la gente que no lo hace, cada persona tiene su forma de ver la vida y la diversidad de pensamiento hace divertido e interesante a este mundo...

    Ufff me extendí!!! Mi rey tocaste un nervio!!!

    Abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  5. aina: Tienes razón. A menos que te los reclamen, en condiciones normales los regalos no se devuelven. Está feo devolverlos y más feo aún pedirlos.

    Irlanda: Cuántas historias amargas se esconden a veces detrás de los símbolos... Quizás ese anillo te recuerde un fracaso pero también en la misma medida, el hecho de conservarlo, indica que tú has sido más fuerte.
    Un abrazo.

    Kiya: Le doy vueltas pero no sé... qué son las BBC?

    taio: gracias, eres muy amable.

    Hayuni: Primero gracias por tu tiempo. Después, estoy de acuerdo contigo, ya lo he dicho antes: los regalos no se devuelven. Y en cuanto a lo de mi hijo, creo que cuando crezca quizás le gustará conservarlo, gracias a lo que significa nació él.

    ResponderEliminar
  6. ...son
    poros
    lindes
    que el
    tiempo
    atesora
    y nunca se
    olvidan...


    un fuerte abrazo M. con afecto :


    j.r.s.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Jose Ramon. Otro abrazo para tí.

    ResponderEliminar
  8. La pregunta está mal planteada. Si es el hombre de su vida no va a salir nunca. Solo es mi opinión. Respecto al resto; ¿Habrá segunda parte? Me refiero a más datos prácticos sobre el tema en sí que puedan servir de ayuda a los lectores.

    ResponderEliminar
  9. No me gusta nada este anuncio...una relación que se rompe, sea por la razón que sea, nunca ha sido ni será agradable...el mensaje de "vender" en este caso me parece nefasto.
    Recibe mis saludos.

    ResponderEliminar
  10. que tal..! pasaba a saludarte
    y a invitarte a pasar por mi blog..
    he subido un texto nuevo..
    te dejo un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  11. montse: ya sabes lo que dicen en el cine sobre las segundas partes...

    Anna: Estoy completamente de acuerdo. Quizás podría haber dicho que el anuncio es de mal gusto. A veces doy demasiados rodeos.

    Allek: Yo nunca rechazo una invitación. Paso a verte en cuanto tenga un rato tranquilo. Un abrazo también para tí.

    ResponderEliminar
  12. Nunca fueron buenas, Ya.
    No, si yo digo que algún dato en plan info sobre el proceso , algún consejo útil...

    ResponderEliminar
  13. Me ha gustado mucho tu reflexión M.
    Es cierto, el anuncio se toma a digamos, pitorreo algo bastante duro per se.
    Independientemente de que se haga de modo amistoso o civilizado, correcto o no, el divorcio como bien dices es algo que llega sin planearlo, dificil, duro, y mas si hay hijos...
    No creo que devuelva mi anillo, lo venda o lo destruya... de momento, está guardado...forma parte de mi vida, de momentos felices, y otros no tanto, pero que a pesar de todo, me han aportado algo a lo que hoy soy...
    Una experiencia de vida, que como propia merece un trato respetuoso... el cartel tiene de todo menos respeto y sensibilidad para con los divorciados.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Oye, como me decías en tu comentario que andabas mirando mi blog, yo también hice lo propio con el tuyo, espero que me perdones, pero no puedo dejar de decirte que, con estas palabras, me acabas de arrancar una lágrima, así, de forma literal. Sobre todo porque me gusta que hables de tu hijo y de tu expareja de esa forma tan respetuosa, pero, sobre todo, se me ha hecho un nudo en la garganta cuando he leído el último párrafo, sobre eso de que será tu hijo el que decida lo que hacer con el anillo. Una, que, a pesar de todo, es una sensible sin remedio.
    Un abrazo casi de lunes.

    ResponderEliminar
  15. Eres muy amable Mercedes y muy generosa en tu comentario. No sé qué más puedo decir que no haya dicho ya en la entrada. Para mí, lo que he escrito cae por su propio peso.
    Un abrazo casi de lunes también y gracias.

    ResponderEliminar

SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, NO TE ECHES ATRÁS AHORA. NO ME PRIVES DE SABER LO QUE PIENSAS. TUS PALABRAS ME IMPORTAN.