"Todo el contenido de este blog (imágenes incluídas) es original salvo enlaces o indicación contraria."

sábado, 13 de noviembre de 2010

El bloqueo

Cuando me siento delante del teclado, me atenaza. Es lo mismo si cojo el bolígrafo y lo esgrimo delante de una hoja en blanco, porque la cuestión no es el medio que elija para escribir, ni la hora, ni el lugar. Él sigue ahí muy digno, recordándome que existe y que lo llevo colgado a la espalda y que puede llevarse a su antojo todas las palabras que tengo en mi cabeza, todas mis ideas, en cuanto intento escribirlas en algún sitio.
Es desesperante y nunca sabes cuando llegará y mucho menos cuando le apetecerá marcharse o cuando podré despistarlo tras una esquina. Es como mi sombra. Incorpóreo pero inherente. No sé qué hacer ya, ni cómo quitármelo de encima.No hay pastillas ni jarabe para eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, NO TE ECHES ATRÁS AHORA. NO ME PRIVES DE SABER LO QUE PIENSAS. TUS PALABRAS ME IMPORTAN.