"Todo el contenido de este blog (imágenes incluídas) es original salvo enlaces o indicación contraria."

martes, 23 de noviembre de 2010

EL MASERATI Y LA VAQUILLA

Hace dos años que, en la empresa donde trabajo,del ramo publicitario, las mentes pensantes decidieron congelarnos el sueldo. Y ahí sigue en el congelador, y ellos, los que piensan en cómo salir de esto, con el discurso bien aprendido. Ya se puede figurar cualquiera: que hay que arrimar el hombro y apretarse el cinturón,etc,etc. Y quizás tuviera su lógica y fuese hasta normal si no hubiera un detalle (uno de tantos) que desestabiliza el panorama y delata a los que como ya he dicho antes se supone que piensan mucho, pero en sí mismos: Los coches de empresa que mediante "leasing" han renovado este año.
El director financiero se ha agenciado un maserati, el comercial un BMW, la directora de márqueting un mercedes y los delegados comerciales, pudiéndose apañar con utilitarios se han tirado al monte y han optado por todoterrenos y coches con más cilindrada de la necesaria. Y la gasolina también la paga la empresa.
El otro día pasaron un email a los empleados diciendo que debido a las constantes pérdidas se suprimen el lote de navidad y el aperitivo que tradicionalmente tomábamos juntos los empleados y los directivos el último día laborable del año por cuenta de la empresa,. Tengo entendido que el coste del aperitivo mencionado era de unos ochocientos euros.
Y no es que me importe demasiado lo del lote y lo del aperitivo, porque total, si le añadimos a eso que quizás nos retoquen el horario (para peor claro), el panorama no está para olivitas ni pinchos de tortilla, pero me fastidia la hipocresía de unos pocos a los que la vista sólo les alcanza para mirarse el ombligo y que no entienden que así, por mucho coche que les lleve, no van a ninguna parte. Lo malo es que los demás, los que cada día cogemos el metro, tampoco.
Me contaba un amigo hace poco tiempo, que en la empresa donde trabaja, para hacer más distendido el ambiente tras unas jornadas técnicas para directivos, contrataron un ágape y una fiesta con una vaquilla. Me lo decía mi amigo con justificada indignación, pues en su empresa, la situación es prima hermana de la que hay en la mía, pero ahora que lo estoy pensando, puestos a derrochar, yo hubiese preferido que en la mía se hubiesen gastado el dinero en lo mismo, porque afortunadamente los accidentes de tráfico han bajado mucho y es algo que no se desea para nadie, pero donde hay alcohol y una vaquilla, es fácil que alguien acabe con un cuerno metido por el culo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, NO TE ECHES ATRÁS AHORA. NO ME PRIVES DE SABER LO QUE PIENSAS. TUS PALABRAS ME IMPORTAN.